.

.

dimecres, 29 de gener de 2020

PUTÓN VERBENERO

Portal de l'Àngel, Barcelona (Barri Gòtic)

13 comentaris:

  1. Ya no saben que inventar como reclamo publicitario. Los dos rostros presentes parecen preocupados por la falta de clientes.
    Un abrazo, josep.

    ResponElimina
  2. La soledad. Y la búsqueda del poder a través de la palabra.

    ResponElimina
  3. Los dos rostros están a otra cosa. No sé si el nombre ayuda a vender.

    ResponElimina
  4. ·.
    Tal vez los días en los que no hay verbena no vendan nada...
    No sé si ese creativo dueño, o dependiente,, habrán acertado con el nombre. Tú sí, pero esta estupenda foto.
    Un abrazo Josep

    LMA · & · CR

    ResponElimina
    Respostes
    1. El marketing es lo primero, y en medio de diversas paradas de artesania, supongo que se trata de llamar la atención.
      Un abrazo Alfonso

      Elimina
  5. El encuadre con el número, ese nombre y la cabina me encanta. Seguro que el puesto tiene momentos mejores...como la cabina.
    Un abrazo Josep

    ResponElimina
    Respostes
    1. La cabina no se ni si funciona. La tienda si, aunque la foto es de primera hora y (afortunadamente) la genete brillaba por su auséncia.
      Un abrazo Fernando

      Elimina
  6. El modo de construcción de esta imagen es genial Josep.
    La cabina telefónica en primer plano y en la esquina justa de la toma invita a que la mirada se centre en el vendedor de bolsos, mochilas y monederos. Allí hay n buen montón de detalles a los que prestar atención y sobre los que detenerse.
    El byn, como ya es sabido, es muy bueno y le da valor a la toma.
    Un abrazo Josep

    ResponElimina
    Respostes
    1. Mujchas gracias Luis. Yo no habria sabido explicar mi foto de la manera que tu lo has hecho.
      Un fuerte abrazo

      Elimina
  7. Muy bien expuestos los artículos y ni un sólo cliente....quizás el nombre del establecimiento,hace, que no se lo tome en serio los posibles clientes.

    Muy bueno, ese ByN.

    Besos

    ResponElimina
  8. Buena foto. Como todas las tuyas, Josep.
    No se si entraría yo a un local con un nombre de tan dudoso gusto.
    Agustín.

    ResponElimina
  9. Desde luego el nombrecito del puesto es impactante; lo que no quiere decir que se traduzca en ventas. Me encanta la introducción a la escena mediante la cabina telefónica, ya deben de quedar muy pocas.
    Un abrazo,

    ResponElimina