.

.

dijous, 14 de juny de 2018

EN TERRA ESTRANYA

Carrer de l'Hospital, Barcelona (El Raval)

8 comentaris:

  1. Avui en dia no ens estranyem gairebé de res, ni de la terra, ni de la gent... sembla que l'única persona que li dedica una mirada siguis tu, Josep.
    Una abraçada.

    ResponElimina
  2. Embutidos en esas ropas tan llamativas forman parte de nuestro entorno aunque nos cueste entender esas costumbres.

    Las sombras tan duras acentúan esa realidad tan poco agradable, especialmente para las mujeres.

    Un abrazo, Josep.

    ResponElimina
  3. Doncs sí,...
    de vegades penso que jo, a un país on vestissin diferent a nosaltres, si jo anés com vaig ara per Barcelona - que és com pràcticament tothom - allà no em trobaria estrany per anar diferent als del país, tant interioritzat que tinc el meu estil occidental.

    podi-.

    ResponElimina
  4. Aunque se encuentren lejos de su país, ellos siguen conservando sus costumbres y tradiciones.

    Besos

    ResponElimina
  5. Una instantánea genial Josep, da la impresión de estar andando y cruzarse las miradas...
    Ah! Gracias por la aclaración de la foto de ayer
    Un abrazo

    ResponElimina
  6. Que bárbaro!! Entre la indumentaria y la luz dura, dan ganas de tirarse a una piscina!! Muy buena.
    Agustín.

    ResponElimina
  7. El poncho y ese bordado es todo.

    ResponElimina
  8. Lo que quita el frío quita el calor, dicen.

    ResponElimina